domingo, junio 06, 2010

en mi cabeza


tengo piojos. ya sé donde me los pesqué, me los pasó germán cuando estábamos en ko lipeh. lindo regalo de cumpleaños! él me había contado que se los había contagiado no sé donde, en vietnam o por ahí, pero yo pensé que ya no tenía más. error. uf, hace un mes y medio que me pica la cabeza. lo comenté con mi mamá el mes pasado un día que skypeamos. ella sentenció enseguida: son piojos. yo me resistí a la idea. no es que nunca tuve piojos, obviamente, pero ahora tengo el pelo corto, che, piojos, media pila!
me acuerdo que en un viaje anterior me agarré piojos en italia, más exactamente en venecia. piojos ilustres los míos, viejo, esto es calidad, nunca un piojo de santa teresita, no señor. pues en italia fue relativamente fácil conseguir un peine fino en la farmacia, pero de esos de plástico malísimos. ya en alemania (el viaje seguía y con él, la picazón) la situación se había tornado insoportable, así que me resolví a comprar uno de esos de metal, que mejor lugar que berlín para conseguir un peine de acero inoxidable. pues no saben cuan divertido puede ser explicarle a un farmacéutico alemán que uno tiene piojos. casi tanto como explicárselo a uno tailandés.
pues en chiang mai me picaba tanto que una noche antes de ir a dormir me puse vinagre, el remedio más barato. supuse que al despertar, además del olor nauseabundo, iba a encontrar el tendal de bichos muertos, pero nada, lo cual me hizo pensar que me picaba por otras razones. aunque por unos días me dejó de picar y me olvidé.
en pai la picazón volvió con todo y tras varios días de olvidarme de hacerlo, compré un peine de ínfima calidad, pero no había otro.
la calidad se mide comparativamente, no? este peine me parece malo comparado con otros que he tenido o que he visto, o que he usado, o que recuerdo. ahora, si es el único disponible, tengo que asumir que es bueno?
repita 100 veces: es lo que hay, es lo que hay, es lo que hay.
bueh, me estoy pasando el peine y me saqué unos piojos gigantes, unos cuantos. me preocupa que con este peine no salen las liendres, o sea que me espera arduo y constante trabajo hasta erradicarlos. ponerme vinagre otra vez, quizás. pero si estoy con gente me da vergüenza admitirlo. tener piojos me arruina la imagen. y a mí, que me gusta lustrarla cada día y que nada la empañe, no la quiero estropear.

6 aportes al desconcierto general.:

kika | 06 junio, 2010 07:30

ay gorda que fashionisitud el nuevo look del bló! nada acorde con esta historia che, no va. Querés una remera de los piojos?

fuera de broma: "es lo que hay" fue mi frase del verano, bajamos con M. la canción de Los Amigos Invisibles del mismo nombre.
y lo del vinagre hay que repetirlo para que sirva, porque las liendrecillas quedan. ommmmmmmm

Anónimo | 06 junio, 2010 13:32

http://www.beauty-cosmetic-guide.com/lang/es/home-remedy-for-head-louse.htm Si lo podés entender, está traducido del cocoliching.
Cruzada piojal: http://www.madrescontrapiojos.com/ccartas.html
El romero se usa como preventivo, pero en tu caso... a cazar!

Anónimo | 06 junio, 2010 13:37

piojos reloaded y piojos two

Guadalupe Padilla | 06 junio, 2010 19:52

Que bajon! estaba pensando en q decirte para lo de los piojos, hay una hierba q se llama cuasia, pero creo q lo encuentres en ese lugar del mundo. Acá en buenos aires en los supers y farmacias hay shampoos para niños q vienen con cuasia y son mejores q cualquier cosa q te puedas poner y q te lastime el cuero cabelludo.
Espero q puedas solucionarlo es lo peor q t pique la cabeza!

melisa | 06 junio, 2010 21:22

Terrible! Yo de pequeña tuve piojos millones de veces, con mi peluca no era nada fácil deshacerse de ellos. Mi madre luego de UN año de lucha sin éxitos llego al extremo de ponerme kerosene, si kerosene, era eso o raparme. Resulto de una! Ademas es barato y quizás lo podes conseguir por allá.
Sin llegar a medidas tan extremas podes usar palo amargo que se deja remojar dentro de una botella de alcohol por un día. Te pasas el alcohol con un algodón y mata todo!
Aunque no se si lo podrás conseguir fácilmente.
Éxitos
Besos

Juicy mandarine | 10 junio, 2010 13:20

Ay, mamuchi. Yo de cada viaje vuelvo con piojines. Quisiera echarle la culpa a la niña, pero sería gratuito... qué se le va a hacer... las viejas dicen que es algo de la sangre. En fin...
Lo mejor siempre es la paciencia y el peine fino. Y darle muerte a las liendres (hacen crack, te juro). El vinagre ayuda a desprenderlas, pero no las mata.
Suerte :)