viernes, febrero 06, 2009

limaduras


dos días no bastan en lima, lo dije y lo repito.
llegué muy temprano y pude recorrer el bellísimo centro histórico impecable, casi desierto.
luego me alojó un couchsurfer en miraflores, una parte de la ciudad muy residencial, una mezcla extraña que me recordaba a punta del este, otro poco a rosario y (por influencia mediática) a beverly hills o miami o algún lugar top con avenidas anchas y palmeras. todo lindísimo, el verde y el mar, los parques cuidados, las casas bonitas, las gentes hermosas.
el tema es que no salí mucho de ese ambiente y tengo la certeza de que he visto sólo una parte (y no justamente la más representativa) de lima.
tendré que volver.

1 aportes al desconcierto general.:

Juicy mandarine | 07 febrero, 2009 15:43

Nena, nena... no sabés cómo estoy viajando imaginariamente con tus relatos. Tus chispitas son lo justo para encender una serie de imágenes fantásticas. La selva, los delfines de río, los distintas formas de vivir, de respirar los lugares, (la postal, que mucho agradezco)... eso tenía ganas de decirte.
Muchos besos.