sábado, noviembre 03, 2007

welcome to the jungle


ayer fui a la visita guiada nocturna en la reserva ecológica costanera sur.
salimos a las 9 de la noche en el último grupo. trece curiosos y un guía, desafiando la extraña noche de luna ausente y cielo mutante, que en las casi 4 horas que duró la visita pasó de claridad plena a negra amenaza de tormenta inminente.
a menos de una hora de recorrida, aún en el camino de los lagartos, desertaron dos. entre los valientes quedaban una aracnofóbica (martirizada toda la visita, pobre flor) y un trío de limones que amenizaron (y ahumaron) la excursión.
-escuchen.- espetó lucas- yo distingo como veinte sonidos de animales distintos.- para mi era una bola única de cricris acompasados. el tal lucas, nuestro paciente, verborrágico y preciso guía, describió y hasta imitó distintas especies de ranas, sapos, langostas y grillos.
estaba un poco fresco, y al decir de lucas, eso desalentaba la salida de animales. aunque creo que algunos nos sentimos aliviados, encontramos una rana con patas adhesivas y un tero.
además de un té de anacahuita, el guía prodigó mucha información técnica matizada con datos curiosos. hablamos de especies exóticas y nativas, colonizadores y resistentes, microlepidópteros y arácnidos, siriríes y coipos, tipas y cortaderas, fumobravos y alisos. capítulo aparte merecieron la historia de las tangas indicadoras (que no contaré aquí) y la del curupí (que tampoco contaré aquí). fuera de la senda principal, fuimos hasta el bosque de alisos, nos perfumamos de ligustrina y escuchamos un árbol.
en la última parada frente al río, con la vista acostumbrada a la oscuridad, tuve una visión en blanco y negro.
como bizarros naúfragos en una playa de residuos, lamentábamos no tener más que un islote de escombros milagrosamente cubierto de verdes perdido en un mar de cemento.

3 aportes al desconcierto general.:

Jane | 04 noviembre, 2007 15:43

eeehh

nuestra salida fue un poco parecida entonces. ¿la parte del bosque no es hiper mágica?

cuando yo fui la luna estaba tan llena que se veía todo con claridad y podíamos ver nuestras sombras en el piso en el camino de vuelta

igual mucha atencion a la explicación de plantas no prestamos... porque coso, estabamos medio en la nuestra. pero la actividad de ecolocación del murciélago está genial.


un besoton, pe

Kluivert | 05 noviembre, 2007 12:28

Yo una vuelta fue ahí, hice una visita autodidacta (?). Me acuerdo que me causó mucha gracia El lago de los Coipos, muy lindos animalitos por cierto. Ah, y después me clavé un paty marca pistola y también una pastafrola de un puestito de por ahí.

Pituten | 05 noviembre, 2007 15:09

que bueno

el sábado se me hubieran volado los pelos con el viento que había, pero un licorcito en el abrigo hubiera compensado de una !