jueves, diciembre 20, 2007

lost


con todos los nervios previos a la presentación y muy poco sueño encima, voy al supermercado. el cajero que me atiende tiene cara de cansado, y no es para menos. afuera hay un sol radiante y el pobre está sentado en esa caja, con su camisa roja, esperando monedas de 10 centavos.
yo suelo hablar hasta con las piedras, imagínense que los cajeros no son la excepción. así que le digo que no se aflija, que el día está precioso y que seguramente saldrá pronto. para rematar mi convincente argumentación, afirmo: "además, ¡hoy es viernes!"
me mira con cara extraña. un silencio mínimo se genera, que el flaco quiebra con tono lapidario: "hoy es martes".

en mi tapergüer pasan cosas extrañas.

6 aportes al desconcierto general.:

Juicy mandarine | 24 diciembre, 2007 13:23

Jajajajaa. ¡¡¡¡Un premio para la colgada del añoooo!!!!

languidalombriz | 24 diciembre, 2007 19:30

me encantó el blog, me voy a ver los otros!!

saludos!!

Meche | 25 diciembre, 2007 13:25

Qué maldad la del cajero al no seguir chascarrillando un poco!

Y eso que no vio mi tupegüer!


Felíz navidad y buena vida.

Jane | 26 diciembre, 2007 01:50

pe! me mude nuevamente, en realidad mi casa-caracol cambió de nombre por motivos un poco adolescentes.

quiero librito! cómo hacemos?

STeVeN | 27 diciembre, 2007 15:09

jaja!!

super hermetico tupperware!!

ademas, ese supermercado no abre los fines de semana??

Delirius Jeje Je | 29 diciembre, 2007 00:19

fELÍZ Año... el próximo. Tb el que termina

Salu2