jueves, junio 14, 2007

puertas


pasaron ya las doce de la noche. tenemos que ir al 7º B. subimos. dos puertas idénticas, ninguna inscripción, ninguna señal.
tengo la llave en la mano. solo resta probar.
meto la llave en la cerradura. entra. gira. da dos vueltas. abre.
idéntica cara de espanto a ambos lados del umbral.
una mujer grita: "no es acá!"
cierro la puerta.
dos puertas indénticas, dos cerraduras idénticas.
y no era ahí!

4 aportes al desconcierto general.:

Hoja Mayor del Gomero | 14 junio, 2007 21:59

La misma llave que abre una puerta diferente es una señal muy extraña.

Quizás te asomaste por la puerta de entrada a un universo paralelo, sin saberlo.

Habrá que seguir investigando.

Pero cuidado: Todos coinciden que, en caso de ingresar en un universo que coexista con el nuestro, o de viajar en el tiempo, hay que evitar a toda costa encontrarse con su imagen especular.
Según algunos, esto provocaría el tan temido colapso espacio-temporal.

Pillow_of_Winds | 14 junio, 2007 23:27

Es el Dr. Emmett Brown de Back to the Future, I, II y III, que establece ese límite a los viajes intra o extra o supra o loquesea temporales.
¿Hay muchos más?

Cuánta casualidad, p!

Ale | 15 junio, 2007 10:17

En algún cuento de Cortázar, del otro lado de la puerta que abriste hubieras estado vos.

Kika | 17 junio, 2007 10:33

Eso porque no estaba el escribano de Feliz Domingo...