viernes, mayo 04, 2007

dilema


he aquí una situación hipotética:
supongamos que quedé "más o menos" con "x" en hacer algo esta noche. sin embargo -no sería la primera vez- hay chances de que surja-algo-impostegarble y eso no suceda.
simultáneamente, "z" me propone hacer otra cosa.
quiero mucho a "z" y no tengo dudas que la vamos a pasar bien, pero la verdad es que tengo más ganas de hacer algo con "x".
obviamente "x" aún no da señales de vida pero quizá lo haga más tarde, por lo cual todavía no quiero quedar con "z" y luego faltar a la cita, porque sería hacer lo que no quiero que "x" haga conmigo.
evidentemente tampoco quisiera esperar toda la tarde a ver si "x" aparece y perderme entonces la chance de encontrarme con "z".

señor lector, qué se debe hacer en estos casos?
  • llamar a "x" con voz de superada y decirle "chiquito, activá o hago otros planes"?
  • tomar un té de valeriana y confiar en que "x" aparecerá?
  • y si no aparece, increparlo al son de ""x", vos me dijiste, lpm!!"?
  • quedar directamente con "z" y mandar a "x" a freír bernalesas?
  • invitar a "x" y "z" y hacer un cine-debate?
  • olvidarse de ambos y salir con "y"?
  • o irse a dormir temprano y quedarse sin el pan y sin la torta?

4 aportes al desconcierto general.:

Pituten | 04 mayo, 2007 14:03

arreglá con z
x no puede hacerse el estrella de esa manera y menos si no es nada seguro

sino salí con j y listo !

Pituten | 04 mayo, 2007 14:10

irse a dormir temprano... JAMAS !

Kluivert | 04 mayo, 2007 14:28

Yo, en tu lugar, en principio, descartaría salir con Z.

Y dejaría todo en la cancha para salir con X, hasta el punto de recibir la afirmación o negación definitiva.

Y en base a ello, actuaría:

1-Si X dijo que sí. ¡Vamos che!
2-Si X dijo que no:
2-a)Si tengo ganas de salir igual, reinicio las acciones con el otrora descartado Z, pero no tomándolo como una segunda opción, sino como una primera, luego de no tener opción alguna, ya que la única, por la que se dejó todo en la cancha, era X.
2-b)Me quedo en casa, comiendo y bebiendo mucho. Mirando un partidito. Despuntando algún que otro vicio relajante. Tú sabes.

Aprovecho para mandarte un abracito.

Ale | 08 mayo, 2007 13:28

Llamar a X y preguntarle qué onda es la situación más simple y resuelve instantáneamente el problema.