jueves, agosto 12, 2010

escala de grises



llegamos a pingyao pasado el mediodía largo, el tren se retrasó como 2 horas. nada simpático,considerando que para tomarlo nos habíamos levantado a las 6 am.
la estación es tan descolorida como todas las demás, y nos esperan algunos taxis con volantes de hoteles. después de dudarlo un rato, al final subimos a uno, el tema es que nos quiere llevar a un sitio que está recomendado en la lonely planet y que parece genial, pero también caro. después de mucho negociar, la driver dijo free, only look, así que nos subimos.
el cielo está plomizo y cercano.
cruzamos la muralla y dejamos atrás la parte nueva. es curioso como en estas ciudades hay esta separación grosera entre viejo y nuevo. por fuera de la muralla, un mundo, por dentro otro. el mundo de dentro es una sucesión de paredes de piedra oscura y portales gruesos, una colección de restaurantes, antigüedades y negocios para turistas en la calle principal. todo pareciera pintado con la misma paleta opresiva y gris, apenas los farolitos rojos descartan la teoría de un mundo en blanco y negro.
al final no paramos donde nos llevaron, era hermoso pero fuera de presupuesto, merodeamos un rato con las mochilas, la del rickshaw nos sigue exigiendo el pago, ella dijo free to look, me da un poco de culpa pero que se curta, seguro que ella estafa más turistas que nosotros rickshaw drivers.
hay muchos turistas occidentales, muchos más que en xi-an, o en xi-an hay tantos chinos que los westerns no se notan. tengo la sensación de que casi nos hemos deshabituado a ver rostros occidentales. a jonathan le molesta escuchar acento francés por todos lados, es de los que quiere ir a lugares donde nunca fue nadie antes, cosa algo imposible viajando con una lonely planet. al final paramos en otro lado, también lindo, también caro, pero con dormis de 8 camas por 30 yuanes.
caminamos, llovía, estábamos bastante destruídos del estómago así que no hicimos gran cosa más que merodear por la ciudad vieja, escapando de los negocios de turistas y de los turistas también.
de pingyao no teníamos muy en claro adónde ir, miramos los trenes, las opciones eran yujiacan o directo a beijing. para yujiacan tenemos que ir primero a shijianzhuan, desde pingyao sale un solo tren a las 6 de la tarde que llega a las 10 y media, mucho no nos copa la idea, empezamos a evaluar otros lugares, elegimos datong, que no tiene mucho encanto per se pero parece que los alrededores están buenos. una noche en pingyao nos alcanza, cenamos en uno de los tantos patios encantadores aunque nuestros estómagos no están muy de parabienes. al día siguiente hacemos el check out al mediodía y hacemos tiempo hasta las 8 pm que sale el tren. afuera llueve, en el hotel hay sillones, wifi y un baño decente, no necesitamos mucho más. a las 7 y algo vamos caminando a la estación, cuando llegamos resulta que no hay asientos en el tren, nos venden boletos para viajar parados 8 horas, no es una opción, volvemos al hotel, mañana será otro día.
y resulta que es otro día que se parece bastante al anterior, que se pasa tan gris como todo lo que nos rodea, volvemos a cambiar de opinión y de destino, mejor yujiacun y el tren a las 6, aunque jonathan sugiere otro lugar, quikou, no suena mal tampoco aunque está medio para el otro lado, vamos a la estación, tras pasar toda la tarde boludeando haciendo tiempo para tomar el tren, llegamos tarde, otra vez estamos en la estación con las mochilas y sin destino. al final resolvemos ir a taiyuan, dos horas nomás en tren pero es una ciudad grande, de ahí podemos ir a quikou en bus o a shinjizhuan en tren, ya lo resolveremos. sacamos pasaje para el próximo tren, en el trayecto miramos o intentamos mirar kung fu panda, me encanta esa peli pero no se escucha nada, llegamos a taiyuan como a las 9, buscamos hotel, comida y a la cama. miramos otra vez kung fu panda, reímos al ver que los chinos están representados con chanchitos, cuán acertado. me quedo pensando en la frase de master oogway, la tortuga:
You are too concerned with what was and what will be. There's a saying. Yesterday is history, tomorrow is a mystery, but today is a gift that is why it is called the "present".*
me encanta esta peli.

*estás demasiado preocupado por lo que fue, y por lo que será. hay un dicho "ayer es historia, mañana es un misterio, pero hoy es un regalo. por eso se lo llama presente".



2 aportes al desconcierto general.:

kika | 26 agosto, 2010 20:26

que odisea querida...
(que no venga jonathan a baires porque le da un ataque de caspa turístico)
sip. llamativo y bastante opresivo tanto gris, hermosas fotos, para variar :) abrazoo

poetreeleaf | 27 agosto, 2010 12:10

Me robé mal esa frase tortugal... Buen trip!