sábado, julio 11, 2009

pequenias delhicias de la vida cotidiana


vamos con mis hosts a un encuentro de cs en conaught place, donde están los bares para turistas. el lugar se llama rodeo y los mozos tienen un sombrero que pretende ser de cowboy, se supone que venden comida mexicana. los precios son ridículamente exorbitantes, 425 rupias por plato cuando en un restaurant para gringos te cobran entre 80 y 150, y menos de la mitad en uno para locales. obviamente, no cenamos.
a la medianoche, tras el fin de la reunión, mis hosts proponen ir a otro lugar más 'típico'.
autopista mediante llegamos a un complejo de edificios hiper modernos envueltos con un velo polvoriento, y al pie de los edificios, aun más polvorientos, estacionamientos, baldíos, gente.
dejamos el auto por ahí, y entre la polvareda emerge un puesto de comida, mesas, sillas y un montón de gente joven. son telemarketers,
todos los callcenters que dan servicio a estados unidos estan aquí, arreglando problemas de conexión, cambiando vuelos, reparando software, extendiendo garantías, vendiendo seguros y teléfonos, funcionando a contrahora.
comemos los tres por menos de 200 rupias. sabor local.

1 aportes al desconcierto general.:

Juicy mandarine | 29 julio, 2009 01:24

ah, maravillas del mundo globalizado... al final, todos aportamos a disneylandia.