miércoles, octubre 24, 2007

actividad cingular


Cuando imaginamos cosas positivas se detecta mayor actividad en el cíngulo anterior y en la amígdala, que son las mismas áreas cerebrales que parecen funcionar mal en la depresión, según un estudio de la NYU publicado hoy en La Nación, con el título Hallan el lugar del cerebro donde nace el optimismo. Dice la nota:
El modo en que pensamos e interpretamos nuestra realidad se conecta directamente con nuestras vivencias emocionales, y modificando la forma en que pensamos podemos mejorar nuestra experiencia emocional (...) En efecto, según este enfoque, la clave para mejorar diferentes alteraciones emocionales es modificar los pensamientos negativos disfuncionales que las sostienen.

haceme cosquillas en el cíngulo!!

3 aportes al desconcierto general.:

Steven | 24 octubre, 2007 14:21

jajajaja

fascinante conclusion!!

me encantò

te mereces las cosquillitas

Kluivert | 25 octubre, 2007 14:06

Tiene sentido, eh.

A partir de ahora, cuando esté triste voy a decir que estoy mal del cíngulo.

También para darle ánimo a alguien podré decirle ¡arriba ese cíngulo, carajo!

Juicy mandarine | 26 octubre, 2007 17:19

Uhhhh. A mí de chiquita me operaron de las amigdalas.¿Me mintieron? No era para que no me resfríe seguido? ¿era para que sea eternamente melancólica?