miércoles, julio 18, 2007

aventuras en el subte: paisaje


alguna vez pensé que las ventanas del subte eran medio inútiles.
pero cuando me cuelgo mirando por los túneles, me pierdo en los caminos negros que tapizan las paredes. esos cables que parecen ir en paralelo, sin tocarse y de pronto se enciman, se unen, se mezclan, se abren, se separan...
y de pronto, luz, estación, fin.

hipnótico.

1 aportes al desconcierto general.:

natalia | 18 julio, 2007 16:24

como no viajo tan seguido en subte, cada vez que miro por la ventanilla siempre pienso que voy a ver una rata, siempre pienso lo mismo aunque despues termine medio hipnotizada por el ritmo del vagon, el ruido y la velocidad