viernes, marzo 25, 2011

fashion show


asombra la cantidad de salones de belleza que pueblan los mercados de la capital camboyana. por ejemplo, en el old market de phnom penh, entre flores, pescado fresco y seco, frutas, cosas de limpieza, carne, bijouterie, verduras, productos de almacén, ferreterías y ropa nueva y usada, un cuarto de la manzana es un laberinto de sillones (que son también como camas) de peluquería, esmaltes de uña, planchitas para el pelo, uñas postizas con diseños en miniatura y señoras brindando y usando los servicios. lo curioso es que muchas de ellas van en piyama. aparentemente en camboya este atuendo ha logrado cruzar los límites del universo puertas-adentro. topísimo.

2 aportes al desconcierto general.:

Valeria | 01 abril, 2011 10:51

Bueniiisimo!! Pau cada vez escribís mejor amiga. Abrazo enorme...te extrañamosss vaguita.

kika | 07 abril, 2011 10:30

uu
me parece que es mi lugar en el mundo! piyamas para toda ocasión!