viernes, septiembre 14, 2007

conclusión


el otro día salí con la bici. era un día pesado en muchos sentidos: además de la cosa climática que aún oprime baires, mis cosas no estaban saliendo muy bien.
así que opté por alivianar turbiedades en un recreo de pasto y bici. llegué a una plaza donde nunca había ido, entre la biblioteca nacional y plaza francia, que tiene una especie de pendiente verde, coronada por una estatua de bartolomé mitre. la verdad es que eso no me simpatizó mucho; encima estaba llena de perros. pero había un montón de árboles distintos, todos brotando, todos hermosamente elocuentes y estacioné.
encontré un lugarcito libre de excrementos y me tiré a la resolana. a pesar de que no había sol, las nubes fluían formando dibujos extraños, y me sumé a su fluir.
y justo cuando estaba reconciliándome con el planeta, un aroma particular...
perro del ort, tenía que venir a evacuar al lado mío???
indignadísima (y obligadísima, porque el aire se había tornado irrespirable) me levanté. miré donde había dejado la bici. un cuzco me la estaba bautizando!!!
entonces entendí a que se refiere la expresión "estar meado por los perros".

5 aportes al desconcierto general.:

el gomero | 16 septiembre, 2007 22:53

Pare un poquito, por favor.

El mundo no está en contra suyo, es Ud. que piensa eso.

El cánido de excremento ese orinó a la bici, no la orinó a usted.

Y no me arme una teoría conspirativa porque ese cuzco no encontraba donde vaciar su vejiga.

Espero que le haya propinado una brutal paliza al canino, si no lo hizo, estoy a sus órdenes

Kluivert | 17 septiembre, 2007 14:23

Pero, pobre Pe, viejo.

Igual los perritos son buenos y no tienen la culpa. Los malos son sus amos que, en su mayoría, no juntan lo que les corresponden.

Una vez vi un cartelito en un árbol en Mar del Plata que me mató:

"Señor Perro: trate de que el animal de su dueño junte lo que usted hace".

Steven | 18 septiembre, 2007 11:00

particularidades sudamericanas, duele, molesta, hiede, o como quieras llamarlo, pero asi es

Anónimo | 21 septiembre, 2007 19:29

Aguante el gomero....FDF

**Matt** | 02 octubre, 2007 00:28

Ohhh, el parquecito que quedaba debajo del jardín "público" en el que estacionamos nuestros traseritos antes de que te dejes de pamplinas y te unieras a venir a verlo a Andy Fletcher! (encima me contaste esta anécdota)

Che...no era que te encantaban los perros? :S

Es cierto lo que dijeron algunos ya, que la culpa es de los dueños. Ya que ahi ningún perro anda "perdido" y encima son todos perros con patente. Lástima que los que los tienen, como también comentamos, suelen tenerlos para combinarlos con los muebles del living.
Ahora...si todos tienen Golden Retrievers...no me quisiera imaginar sus livigns.

P.D.: Si te hubiera meado uno de esos lampazos que vimos al volver de dicho lugar...supongo que no te hubieras enojado tanto...ji!