miércoles, abril 18, 2007

lluvia


ayer llovió. mucho.
justo a la hora que tenía que salir, se largó.
pero no podía salir, porque tenía trabajo pendiente...
así que me quedé mirando por la ventana la lluvia, los rayos, las culebras y los sapos que caían del cielo, mientras terminaba lo que tenía que escribir.
alguien vino a avisarme que la salida estaba inundada. tendría que mojarme los pies. bien. que bien.
pasó una hora.
cuando salí, ya no llovía y el agua se había escurrido. la poca que quedaba, me la llevé a casa en el ruedo del pantalón (tengo un detector especial de baldosas flojas).
alcancé a ver algunos rayos quebrando el cielo. no podía perderme ese espectáculo.
me volví caminando. por suerte, cuando estaba llegando a casa, cayeron algunas gotas.
para justificar que había llevado el piloto.

3 aportes al desconcierto general.:

Kika | 19 abril, 2007 01:27

a mi se me inundó el living...me lo tomé con buen humor, lo cual me puso de mejor humor aún.
¿será la edad? ¿estaré(mos)aprendiendo? wiii
tu post de hoy me hizo poner colorá y no supe que responder...
bacios!

Pituten | 19 abril, 2007 11:32

yo también me morfo todas las baldosas flojas, la zona del Abasto no ayuda encima... jajaja...



buen deaaaaaaaaaaaaaaaa

Kluivert | 19 abril, 2007 15:17

¡Y yo también! Y me da mucha bronca cada vez que piso una y se me manchan mis pantalones... :-(

Aunque sólo me da bronca si es que estoy yendo al trabajo, si no, me lo tomo con soda y me Río de Janeiro.