viernes, noviembre 17, 2006

Aventuras en el subte 4: Ironía


Con frecuencia veo una chica ciega que va por los pasillos, pidiendo "una ayuda".
No voy a usar este espacio para emitir juicio sobre eso. Pero...
Hoy la muchacha venía repitiendo su letanía habitual. De pronto, telefóno. Y allí saca ella un telefonito de esos topísimos, color y bla.
Y no voy a usar este espacio para emitir juicio sobre eso tampoco. Pero...
El teléfono tenía cámara de fotos. Cuek.

¿Se entiende?

2 aportes al desconcierto general.:

Girls2 | 27 noviembre, 2006 12:02

POis eu percebo-te

gomero | 27 noviembre, 2006 23:57

¿para què quiere un ciego una càmara de fotos?
Muy zen...